Victoria Collantes “La pandemia le ha servido al mundo del toro para despertar y defender sus intereses”

Victoria Collantes-Plaza de toros del Puerto de Santa María

Esta entrevista fue realizada el día 5 de noviembre de 2020 en los estudios radiofónicos de la Facultad de Castilla-La Mancha por Francisco Pavón.

Habla con la calma de su tierra, su voz trasmite ilusión al tiempo que es consciente del momento en el que se encuentra la tauromaquia. Vivió en el Puerto de Santa María uno de los días más especiales de esta difícil temporada. En primera persona, Victoria Collantes.

Este año ha sido un año muy atípico ¿Cómo ha vivido esta situación una persona acostumbrada a las ferias, al micrófono a los programas?

Lo importante ha sido sobre todo lo personal y familiar. No hemos dejado de trabajar, aunque no haya habido ferias como tal ni programas porque lógicamente no nos podíamos trasladar a nuestro puesto de trabajo. Hacer televisión con el teletrabajo no es nada fácil, por lo cuál nos hemos tenido que reinventar nosotros mismos y tratar de hacer todos de todos.

Era muy importante sobre todo no dejar de emitir contenido a pesar de la circunstancia. Lo habéis hecho principalmente por la afición supongo.

Por la afición, por la tauromaquia y sobre todo por el abonado que al final es el que paga. Me hubiera gustado hacer muchas más cosas, tanto a nivel de equipo como a nivel personal, pero lógicamente no se puede. Las limitaciones a causa de la pandemia y la adaptación tecnológica condicionan a un canal que emite 24 horas.

Sabemos que el toreo no pasa por uno de sus mejores momentos, pero la verdad que surgió la gira de reconstrucción que ha sido un gran aliento para la tauromaquia ¿Cómo se fraguo este proyecto entre la fundación toro de lida y canal plus toros?

Tengo idea por los profesionales con los que trato. Al final no dejaba de ser un proyecto por y para la tauromaquia que a mí me parecía importantísimo, en un año como este el cruzarse de brazos no tenía sentido. Todo es mejorable, todo el mundo tiene un punto de vista diferente, todo se puede hacer de otra manera, a unos les gustaran más unos toreros, un periodista, una ganadería… Lo que no se podía permitir era que pasase en blanco. No deja de ser un compendio entre todos para intentar sacar adelante más que este año, que es un año prácticamente perdido por la circunstancia y porque a todo el mundo nos ha pillado fuera de juego, el 2021. Pretende devolver el toro a sus orígenes que es al pueblo, a esas plazas de segunda y de tercera donde hay más posibilidades por cuestiones de aforo y que siga viva la fiesta.

La tauromaquia es cultura y todo el reparto de lo que son las ayudas deberían de estar desde el primer momento – Victoria Collantes

Se abrieron las plazas, empezó la temporada y el Puerto de Santa María sé que fue una cita muy especial ¿Cómo vivió ese día?

Ese día no sé si fue el día que mejor lo viví o como se fraguo todo, fue el resultado de muchas cosas. Para mí es muy importante por la unión que tengo con Cádiz, El Puerto es la primera plaza a la que fui con mi padre. Tengo un trato personal fuera del ambiente taurino con el empresario y que fuera a dar un festejo en la que considero mi plaza era especial. Ver como se iba convirtiendo, como ese proyecto en un momento tan complicado iba saliendo adelante con un centenario tan especial, una fecha concreta como la de Joselito, esa frase “quién no ha visto toros en el Puerto no sabe lo que es una tarde de toros”, todo eso se cumplió. Esa tarde fue maravillosa por todo lo que ocurrió, fue relajarse por todo lo que se había vivido anteriormente. Hay muchos momentos de detención, pero al final el resultado abala todo lo que ocurrió, lo que se vio y por supuesto la polémica que no hay ninguna polémica.

Sobre todo, como organizó José María Garzón el Puerto, ese homenaje a Joselito, a la corona española…

De forma completamente objetiva como si no le conociese absolutamente de nada o no hubiese vivido de cerca el proyecto me parece que fue ejemplar tanto en la forma de hacerlo y en como todo un equipo trabajó sin parar horas para que todo estuviese perfecto. El cariño, el cuidado, la admiración, el respeto, el sacrificio… Me parece que fue algo único, un acontecimiento histórico y un homenaje a la altura de las circunstancias. Ojalá hubiese podido haber un lleno total, hacía años que no veía esa ilusión en El Puerto y nunca falto a la cita. Siempre hay mucho ambiente, pero aquel día se respiraba algo especial. Por unas horas, respetando siempre las medidas de seguridad absolutas, la gente tenía otro brillo, se olvidó de lo que pasaba.

Le hemos podido ver poco en cámaras, su labor se sitúa ahora mismo detrás ¿A qué se dedica detrás de las cámaras?

Para sacar todo esto que vosotros veis y que luego es el resultado en televisión, no solamente es lo que ocurre delante de la cámara. Hay muchas cosas que antes se hacían en una jornada laboral y ahora se hacen en dos o tres porque no tenemos las mismas facilidades. Los procesos de montaje se han ralentizado mucho. Entre un compañero y yo solemos dividirnos la edición. Dentro de la unidad móvil siempre hay un editor que es la persona que gestiona el contenido de las repeticiones, de los resúmenes que luego se hacen y toma las decisiones de lo que es un orden de escaleta.  

En primera persona me ha permitido acercarme al lado más humano de los toreros y a la faceta más personal de cada uno de ellos – Victoria Collantes

Este año ha sido duro y difícil, pero es verdad que el sector del toro ha sabido reaccionar ¿Considera que hemos dado un paso adelante a pesar de las dificultades?

Sí, si lo creo, pero no todo el mundo por igual. Soy una persona que piensa que los cambios siempre son para bien, es una desgracia que tengan que llegar a través de una pandemia, pero si somos capaces de sacar algo en clave veo algo positivo. Al mundo del toro le ha hecho despertar del letargo en el que vivíamos, nos creíamos invencibles. La tauromaquia se sostiene por si sola y esto nunca va a caer porque podemos tener ataques, animalistas…, pero nosotros siempre vamos a salir adelante. Esto no es así, se ha demostrado que hay más cosas en juego que están en nuestra contra y el ser conscientes de ello y tener capacidad de reacción me parece algo digno de destacar. Por lo menos volvemos todos a bajar al barro, a poner los pies en la tierra y decir ojo que nos atacan.

No hemos tenido el mismo respaldo por parte de las administraciones, las ayudan llegan muy tarde y el señor Uribes ahora mismo lo único que se ha limitado ha sido a cumplir con la ley. No sé que opinión tendrá sobre esto.

Me falta información y sobre todo datos para saber muchas cosas, la tauromaquia es cultura y todo el reparto de lo que son las ayudas deberían de estar desde el primer momento. Cualquier ciudadano que contribuya con sus impuestos, lo necesite y más en un momento como este debe estar avalado por el estado como cualquier persona que no forma parte del estamento cultural o taurino. Tenemos que seguir adelante de una manera o de otra, contribuir y ser conscientes de que si somos un pueblo unido tenemos que estar unidos y ayudar al prójimo. La tauromaquia en este caso no ha salido fortalecida, se ha visto por desgracia la politización sufrida en muchos aspectos. Ha sido un arma de doble filo, una moneda de cambio como lleva mucho tiempo siéndolo y ahora se ha demostrado. Uribes en las últimas horas ha dicho que iba a contribuir con los fondos europeos y ayudas. Soy de la opinión más vale tarde que nunca. Esperemos que nuestros compañeros profesionales puedan recibir esas ayudas y dejen de ir a comedores sociales como mucha parte de la población. Sobre todo, porque hay un dinero que ellos han contribuido con sus impuestos y es el momento de recogida.

Lo de El Puerto fue algo único, un acontecimiento histórico y un homenaje a la altura de las circunstancias – Victoria Collantes

Nos acercamos ahora a tú faceta periodística. En canal plus toros haces un titulado en primera persona ¿Qué le ha aportado?

Profesionalmente todo, me ha hecho acercarme al lado más humano de los toreros y a la faceta más personal de cada uno de ellos. A un torero le voy a admirar siempre como a cualquier persona que haga algo a esos niveles estratosférico. Nunca he sido de venerar, solo venero a mi madre y a mi padre.

Cuando llego a esas entrevistas siempre digo que no son entrevistas, son diálogos y conversaciones. Una entrevista no deja de ser una pregunta-respuesta, más fría cuando estás preguntando por una parte personal de alguien. En muchas ocasiones a nadie le apetece hablar de determinados temas y más cuando son personas públicas con ese halo de misticismo. Este diálogo saca ese lado y ese rincón que ninguno quiere sacar y termina saliendo por sí solo. Son seres humanos como el resto, personas que sufren y tienen días malos. Por muy figuras que sean, muy técnicos, estén super entrenados…, tienen tardes que no entienden al toro como yo pueda tener un día más torpe en mi trabajo o cualquiera de las personas en su faceta profesional. Eso creo que es lo más importante del programa porque además a ellos les hace abrirse e incluso relajarse.

En primera persona te dio la oportunidad de conocer a los toreros a nosotros nos dio la oportunidad de conocer a Victoria Collantes. Hace pocos días nos dejaba un gran taurino ¿Quién fue Don Pablo Lozano?

Ha sido uno de los mayores referentes del siglo XXI. Tenía un ojo especial para ver una figura del toreo, un gran empresario y ganadero porque al final no deja de ser una familia en la que todos aportan su forma de ver al toro en el campo.

Cuando grabamos en primera persona de Álvaro Lorenzo tuve la oportunidad de preguntarle muchísimo y me contó muchísimas cosas. Lo que más me llamó la atención fue la humildad, la sensibilidad y la forma de hablar. A parte de no perder jamás la sonrisa, él te podía contar anécdotas que te dejaban enganchado, era como estar escuchando a un referente contar cosas que nunca habías oído. Cuando nos despedimos me dijo “Victoria cuando quieras esta es tu casa, espero verte muchísimas más veces por aquí”.  Ese cariño con el que me trató durante todo el día, esa cercanía, esa amabilidad, ese respeto permanente por todo el mundo, como hablaba de los grandes, de Palomo Linares… Siempre con admiración y con una sonrisa en la cara. Me pareció un ser entrañable y lógicamente se ha ido una gran persona.

Así es Victoria Collantes, un libro abierto dónde las páginas se escriben con mucha firmeza y determinación, una fuente de agua clara que brota de los más puros manantiales. Un alma sensible puesta al servicio del mundo del toro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Redes Sociales