Verdades que duelen como puños

Descalabro y malicia absoluta en la asociación de ganaderías de lidia durante el proceso electoral

Francisco Pavón

Voy a intentar contenerme, hablar en un tono pausado, no decir una palabra más alta que otra. Hoy me resulta imposible. Tengo el alma caliente, quemada por los hierros de los 15 ganaderos que han hecho posible la autoproclamación de la actual junta Asociación de Ganaderías de Lidia. Lo digo así, sin tapujos, no tengo porque esconderme ni nada que perder. Por el contrario, tengo miles de argumentos para desarrollar esta clase de pensamientos. La libertad de prensa y sobre todo la libertad como ser humano es algo que siempre me acompañará.

Empecemos, treinta años gestionando dan para mucho ¿verdad?, otra candidatura diferente supondría el mayor de los males e ir a unas democráticas elecciones en pleno siglo XXI ¡Bendita locura! Esta es la verdadera realidad que oculta el mundo del toro. Una auténtica burocracia, un auténtico circulo cerrado del que nadie se quiere salir y priman los intereses personales por encima de los colectivos ¿Por qué será?

Destapemos de una vez por todas este entramado, no pienso callarme. La historia da para mucho mal, todo realizado con la mayor crueldad posible desde que los actuales dirigentes vieron peligrar su puesto. Un miedo tormentoso les sobrepasaba día tras día, que viene el lobo decían y esta vez de verdad. “Cortémosle la cabeza, otros cuatro años más al frente es lo que necesitamos para seguir a nuestras anchas y seguir trabajando a nuestro debido gusto sin que nadie se entrometa”. Así lo han hecho.

No me quiero imaginar lo que puede esconder internamente -AGL- cuando se dan esta clase de circunstancias. Cuando intentan destruir desde el primer momento un proceso de cambio generacional lleno de novedosas, innovadoras e interesantes propuestas. Cuando el temor por levantarse del lugar establecido se apiada de la persona es que algo muy gordo tiene que estar pasando. Comentemos lo sucedido.

La actual asociación de ganaderos ha movido todos los hilos habidos y por haber para tumbar la presentación de otra candidatura y celebrar los debidos comicios. El camino elegido ha sido la desfachatez, la incoherencia, la falta de respeto, la curiosa ambición de poder que tanto me llama la atención los ha llevado a conseguir su cometido. La ilegalidad por supuesto también ha estado presente.

Puedo decir muchas cosas, entre ellas que diversos ganaderos han sufrido y siguen sufriendo amenazas por apoyar a una joven ganadera de gran tradición. Su nombre Belén Ortega, su objetivo, presidir un cambio de lo que en su día le enseñaron sus padres. El amor por el toro bravo. Resulta que no está preparada, repito, miedo e incertidumbre por motivos desconocidos es lo único que existe encima de la mesa. Treinta años mandando dan para mucho ¿verdad? Todo muy bien tapado como si de una auténtica trama se tratara.

Navidad dulce navidad, tiempos de estar en familia en este pasado complicado año. No hay mejor fecha para convocar elecciones que un 23 de diciembre y dar un plazo de 15 días naturales de los cuáles 10 eran festivos para presentar candidatura. Por supuesto, toda la documentación original, aquí nada de escáner, mientras más difícil mejor. Aún así los papeles de la candidata Belén Ortega viajan a pesar de todo. Primera traba, cancelación de la candidatura por aspectos administrativos no subsanables. Todo el que tenga algo de idea sabe de sobra que dentro de la administración toda deuda se acaba cuando se abona el importe requerido, por lo que todo es subsanable. No sé a quien han intentado engañar. Solo cinco días concebidos para solventar esta situación y lo consiguen. Los papales vuelven a viajar en fecha y forma con todo lo requerido. Siempre por la vía de la legalidad y cumpliendo con lo demandado.

Este mismo martes, bajo sorpresa, denegado por unanimidad del comité electoral. Porque verdaderamente os a dado la gana, porque no habéis podido ofrecer respuesta firme a lo que es evidente. Porque os sobrevuelan los fantasmas y todo lo que se puede llegar a destapar. Porque queréis vuestro monopolio y que nadie abra ese cajón cerrado a cal y canto con el mejor de los cerrojos, vuestras propias manos. Habéis hecho imposible el derecho a voto, una auténtica dictadura es lo que tenéis implantado.

La candidatura de María Jesús Gualda -El Añadió- ha sido la única que ha pasado a la recta final, por lo tanto, futura presidenta. En esta aventura le acompañará como vicepresidente, el actual presidente Víctor Huertas en una junta donde se han limitado a cambiar puesto por puesto. De momento con la que está cayendo, las primeras acciones llevadas a cabo han sido subir los sueldos y el precio por vaca. Sencillamente no tenéis vergüenza.

Esta es mi fiesta actual, mi bandera es otra bien diferente, esa que lucha y verdaderamente defiende los intereses del sector. La sabia nueva venía con toda la fuerza del mundo a inyectar un soplo de aire fresco en beneficio de la tauromaquia a través de la asociación ganadera. No se lo han permitido. Mi más sincera enhorabuena, indignante lo de -AGL-. Eso sí, anuncio que con esto voy a seguir hasta el final, llame quién tenga que llamar. Firmado, Francisco Pavón Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Redes Sociales