Dos maneras de entender una situación

Curro Pavón

España ha sido por antonomasia el centro neurálgico de la tauromaquia, nuestra fiesta nacional es santo y seña de nuestras costumbres y tradiciones, la plaza de toros de Las Ventas de Madrid es consideraba a día de hoy la más importante del mundo, la que da y quita todo en pocos minutos, por lo tanto, el status se sigue manteniendo en la actualidad.

Ahora bien, quiero ser, de hecho, voy a ser muy realista. Nuestro país vecino, Francia, lleva años dándonos auténticas lecciones en todos los sentidos. La primera, escuchar al aficionado y saber darle lo requerido a cada recinto taurino. La segunda, el clima generado, desde primera hora de la mañana hasta bien pasada la corrida se habla de toros mediante la celebración de diferentes actos. La tercera y para mí más importante, el entendimiento de la tauromaquia como ámbito cultural independientemente de la ideología política, en mayor o menor medida se defiende la fiesta por los diferentes territorios galos, de norte a sur y de este a oeste.

Por lo tanto, los cimientos están perfectamente asentados, tienen una idea muy planificada para llevar a cabo con visión de futuro respaldada por la administración ¿Antitaurinos?, claro que existen, en la mayoría de los casos consiguen solucionar estas situaciones por vía legal. En definitiva, han conseguido involucrar a todos para gozar de una salud envidiable, son ejemplo de dedicación y trabajo bien hecho, fiel ejemplo donde debemos mirar.

España y Francia, dos países tan llenos de historia taurina como así sé estudia en los libros, dos países cargados de vivencias en torno al toro bravo, dos países con gran vocación, dos países azotados por la pandemia, dos maneras de entender una situación.

España ha adoptado por la decisión de volver a la esencia, es decir, reactivar los pueblos y darles valor a las plazas de segunda y tercera categoría. Los grandes empresarios apenas se han movido, solo José María Garzón abrirá las puertas de la plaza de toros de Córdoba el próximo 12 de octubre. Aviso, nos podemos arrepentir de no haber intentando en el momento indicado Madrid y sobre todo Sevilla, donde los fantasmas de la feria de San Miguel siguen rondando por mí cabeza. Sigo en mis treces de que estos dos carteles se podían haber celebrado con total normalidad siguiendo las debidas medidas de seguridad cuando se permitía el 50% del aforo. Se actuó tarde y llegó la medida del metro y medio de distancia.

Francia a lo grande, confeccionando una feria de la Vendimia de auténtico lujo en la localidad de Nimes de la que se han obtenidos resultados inmejorables y una preciosa corrida concurso de ganaderías celebrada la pasada semana en la preciosa ciudad de Arles. Las plazas grandes, van arropadas por las pequeñas en este inicio de campaña, tendidas de la mano, complementándose en todo momento sin perder ese punto de necesaria categoría. En estos días nos espera Dax. En estos territorios se está palpando un ambiente inmejorable, se respira felicidad y mucho optimismo.

Bajo mi punto de vista, considero que una vez más han acertado ellos, han sabido esperar el momento oportuno, despacio, con paciencia, sin precipitarse, siempre mantuvieron la fe intacta y lo lograron por todo lo alto. Sí, han conseguido reactivar la tauromaquia con todas las de la ley, con un espíritu tremendo y ganas de sacar esto adelante. Perdonadme si algunos no estáis de acuerdo, como me dijo en su día un joven amigo músico para gusto los acordes, este año los caminos me llevan a Francia.

No digo que España no haya cumplido, pero lo sucedido en la república a nivel taurino debe ser un punto de inflexión a tener muy en cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Redes Sociales